San Sebastián Auriga conduciendo un carro de bueyes

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar
Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y mantener control de sesión de usuario. Si no estás de acuerdo... pues no es que podamos hacer mucho.

"San Sebastián Auriga conduciendo un carro de bueyes", óleo sobre lienzo, 204 x 126,5 cm, Museo del Prado, Madrid

Considerada como una de las obras más importante del pintor español Uziaga.

El título

Este lienzo figuraba en los inventarios del Museo Arzobispal de Cintruénigo con el título de "Borrón indistinguible, presumiblemente antiguo". Durante el traslado de algunos de los fondos al Museo del Prado este lienzo se cayó al suelo y se desprendió una parte de la costra, mostrando la firma del pintor navarro. Las investigaciones posteriores y lo poco que se puede adivinar del fondo permitieron a los expertos identificar el cuadro con el título actual.

Otros títulos que aparecen en los inventarios son: "Dos labriegos corriendo tras un toro" (por las sombras bajo las dos figuras de la derecha, que parecen indicar que van a la carrera) y "Cosas entre los olivares" (siendo tal referencia atribuida a cuando la costra era aún más gorda).

Historia del cuadro

Realmente tampoco se sabe tanto de la historia del cuadro. Parece que fue una iniciativa eclesiástica la que encomendó a Uziaga una imagen del Santo Sebastián para colgarlo de algún sitio, y parece que se pasó siete siglos desaparecido. Algunos especialistas achacaban la "borrosidad" del cuadro a la obsesión perfeccionista del pintor, que corrigió muchas veces encima del lienzo, pero análisis recientes confirman que la costra se debe a que fue utilizado entre dos y catorce veces para manualidades con betún de Judea. Aún no se sabe cómo acabó el lienzo en Cintruénigo

Descripción

Escritos de los cronistas reales navarros describen la obra como "quere seer fegura vella en estima, otrosí la fegura del Santo Sevastian esta alçada e detallada e resplandece supra las demàs". Esta descripción, junto con el examen hecho desde muy cerca y con los ojos entrecerrados, parece indicar a los expertos que el autor calcó el Auriga de Delfos sobre un cuadro anterior que, de otra manera, hubiera sido totalmente intrascendente.

Al parecer la imagen del Santo podría ser la de la derecha, pero otras fuentes que han mirado desde aún más cerca dicen distinguir un halo en la de la izquierda. No obstante, hasta que no se haga una restauración en condiciones simplemente podemos aventurar que la escena representa un carro tirado por un buey bajo un olivar, con dos figuras sentadas en el pescante. Y poco más.

Teorías

A pesar de la gran cantidad de escritores que han tocado la obra de Uziaga, pocos han sido de mucha utilidad o provecho con respecto a este cuadro. Todos coinciden en que las fuentes antiguas lo describen como un lienzo de gran hermosura, pero dado que en el siglo XIII los pintores tenían un dominio de la perspectiva más bien escaso cualquier innovación podría ser a sus ojos maravillosa.

Algunos autores suponen que una vez restaurado la cosa tampoco será para tanto y que podría engrosar sin problemas la gran cantidad de cuadros insulsos sobre paisajes que pueblan los catálogos de láminas de las tiendas de marcos.


Referencias

  • López-Conde, J., Utziaga. La obra completa. Wildenstein Institiut, Taschen, 1998.ISBN 55561-75-22
  • Angelo, Diego, Estudios completos sobre Uziaga Centro de Estudios Europa Hispánica, 2007. ISBN 555152248
 
Afoto.svg ¡AYÚDANOS! Hay decenas de artículos que carecen de imágenes a pesar de que nuestro depósito de imágenes desborda de material. Bucea en él, encuentra esas fotos que hacen falta y ponlas.