Paella

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar
Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y mantener control de sesión de usuario. Si no estás de acuerdo... pues no es que podamos hacer mucho.

De la serie alimentos y otras vainas:
Paella.jpg
Nombre: Paella
Tipo de Comida: Amalgámico
¿Como se Come? con palillos
¿De donde Proviene? Valencia
Ingrediente Basico: arroz y bichos del mar
Forma de Presentación con mucho cuidado
Sabor: a cocodrilo latinoamericano


La paella era la comida tradicional de los cocodrilos sudamericanos en la antigüedad (siglos xv- xvi antes de Goku) hasta que Cristóbal Colón, dueño de la famosa marca de detergentes (que no sirven para nada, pues donde haya una camisa sudada que se quiten las demás), logró llegar hasta la tierra de los cocodrilos azules come-piernas sudamericanos, y robarles la fórmula secreta de la paella en un barquito de papel cedido por los reyes de España (después renombrada a Espiña), Carlos y Sofía. Después de eso, la fórmula fue entregada a los valencianos, quienes esconden la receta desde esos tiempos, y por eso están tan ricas las paellas a la valenciana.

Preparación de una paella rica rica y con fundamento

Para preparar una paella según la receta de los cocodrilos azules come-piernas sudamericanos, hay que disponer de los siguientes elementos:

  • Arroz chino
  • Traductor para entender lo que dice el arroz
  • Hagua de grifo (o cualquier otra criatura mitológica xD)
  • Una olla, vulgarmente denominada 'Josemi, traeme el cacharro pa cocé el chicken little'.
  • Gambas (que no guiris quemados...)
  • Pimientos (no sé que decir de este alimento...)
  • Una sartén (para matar a golpes al arroz chino y poder cocerlo)
  • Madre, lo más importante de todo el proceso, pues sin ella, ¿quién coño prepara la paella? Los fines de semana puede sustituirse por un padre, aunque esto suponga que el arroz chino se rebele y monte una revolución comunista.
  • Cocer durante 9 meses a fuego lento, para que su bebé recién nacido pueda probarla...
  • Luego metemos a tu madre para que nos haga un caldo de gallina con esos espolones que le han salido... ¿Quieres? ¿O prefieres hamburguesa?
  • Conejo (que no sea el de la madre, que quedaría mal).

Datos paelleros por alguien de Valencia

  1. El secreto para que la paella te quede al punto es... (Censurado por la Loca Academia Valenciana de Cultura. ¡Este secreto sólo deben conocerlo los valencianos de pura cepa iniciados en el blaverismo de nivel 5, ché!).
  2. Llamar paellera al cacharro donde se guisa es un sacrilegio y una violación del Estatut d'Autonomia Valencià. Si pronuncias paellera en Valencia, vendrá Rita Barberá con una legión de wombats en celo que te violarán y te desterrarán a Laponia para el resto de tus días. La palabra correcta es paella, como el nombre del guisopio éste.
  3. La costra requemada que queda al fondo de la paella, conocida como socarrat, tiene propiedades afrodisiacas y es apreciadísima como combustible fósil para barcos de vela. El doctor japonés Chumigiro Fuyú está investigando su uso como lubricante anal en casos de emorragia, y parece ser que sí que serviría, aunque hasta que no acabe la investigación, no podemos asegurar nada.
  4. Una paella valenciana, hecha en presencia de valencianos, NUNCA te quedará perfecta. Siempre le habrás puesto demasiado caldo, cocido poco el arroz o puesto poco romero o mucho limón. Aunque a ellos tampoco les salga del todo bien, no se cortarán a la hora de decírtelo. Sólo los valencianos de pura cepa que no tienen familiares de La Mancha, Aragón u (¡horror de los horrores!) Cataluña y que además son iniciados blaveros de nivel 5 pueden hacer una paella realmente buena, pero esto se lo callan, los muy cucos...
  5. Para los valencianos puros y blaveros de nivel 5, una paella valenciana como toca sólo lleva pollo, conejo, unas alubias y judías verdes especiales, el arroz, el caldo, colorante E-110 (verídico) y, como muy mucho, romero, caracoles y limón para aliñar. Cualquier ingrediente que se salga de esta lista es una herejía imperdonable. Quienes hacen paellas con pimientos, guisantes, salchichas u otras gurripanás, son llevados a las Cortes Valencianas y condenados a muerte atándoles una piedra al cuello y echándolos a la acequia de Favara. Ojito.

Platos derivados de la paella

  • La paella mixta: Es el resultado de una pelea entre pollos y conejos por un lado y bichos del mar por otro. Arman la de Dios y se matan entre sí. El resultado de estas batallas acaba siendo recogido, guisado con caldo y consumido los domingos a mediodía en restaurantes y casitas de veraneo.
  • El arroz negro: Se trata de una paella hecha con trozos de sirena, kraken, gambas y chapapote, que es lo que le da ese esótico color y sabor característicos.
  • El arroz a banda: Igual que el arroz negro, pero sin chapapote, sin tropezones y con ajoaceite o alioli. Lo de a banda viene porque el aliento te acaba cantando como si tuvieses varios músicos muertos en la boca.
  • El arroz al horno: Más que una paella, es un arroz que lleva ajos enteros, tomates, salchichas, morcillas, mocos y, en fin, cualquier ingrediente de esos que pueden condenarte a muerte si los pones en una paella. Además, no se hace en paella a la lumbre, sino en una cazuela de barro y al horno (¿En serio? Hum, tendré que investigar...). Se cree que los que inventaron este arroz fueron los manchegos emigrados a Valencia, que hartos de que los ejecutaran por cocinar paellas poco ortodoxas, decidieron guisarlas en cazuela y cambiarle el nombre para disimular. Rico, nutritivo y de preparación más simple que el mecanismo de un chupete.
  • El arroz con bacalao: El plato favorito de las hijas de Lola Flores; de hecho, una de ellas lo puso en la letra de una de sus canciones. Este plato tiene el mismo origen que el arroz al horno: lo crearon los que emigraron a Valencia. Sin embargo, esta receta gustó a los valencianos, a los manchegos, a los andaluces y hasta a los aliens, que han aprendido a guisarlo y se lo llevaron a su tierra, donde lo comen sin complejos.
  • El arroz con rata: Aunque suene a chiste malo, este arroz se comía hace no mucho en los pueblos arroceros de Valencia. Las ratas en cuestión son las que corretean por la Albufera comiendo de los campos de Visantet, que son muy limpias porque las lavan con lejía y pasta Gior en el pilón del pueblo. Y para acabarlo de rematar, este arroz era casi de señoritos, porque esas ratas eran comida de lujo. Ahora preparan este arroz a los Príncipes de Asturias cuando se acercan por Valencia y tienen la feliz idea de comer en uno de estos pueblos, pero no se lo ponen a nadie más. Respira tranquilo.
  • El arroz con arroz: Es la paella de los vagos pobres, los estresados y los restaurantes chinos. Su ingrediente secreto es... ¡el arroz! Para que quede más rico, se le añade arroz al sofrito, y el caldo que se le echa es agua de arroz. Curiosamente, este plato sabe a arroz, cosa que ni los científicos americanos se pueden explicar.
  • Paella alemana: Es una exquisitez en Bulgaría. No lleva arroz, sino apio. Las zarzichas sobresalen por los lados de la paellera. Se come sin tenedor, metiendo el morro dentro. La cerveza es fundamental para comerla. Es tan afamada que el padre de Faletiengtz ha compuesto una canción, es tan maravillosaaaa aquí lo podeis observar con detenimiento, aprender como se hace: PAELLA VALENCIANA GERMÄNICA
 
Afoto.svg ¡AYÚDANOS! Hay decenas de artículos que carecen de imágenes a pesar de que nuestro depósito de imágenes desborda de material. Bucea en él, encuentra esas fotos que hacen falta y ponlas.