Funciones vitales

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar
Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies de terceros para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y propias para mantener control de sesión de usuario.
Si aceptas continuar o si sigues usando la web se entiende que aceptas estas cookies.
Si no estás de acuerdo... cierra esta página y corre por tu vida.

Son la nutrición, la relación y la reproducción; y es lo que diferencia a los seres vivos de los seres inertes, pudiéndose decir que si algo no se nutre, no se relaciona y no se reproduce; entonces:

a) ese algo es un ser inerte.

b) ese algo puede tratarse de un ser vivo anoréxico, autista y estéril.

Junto a los no-muertos, los virus constituyen la otra especie que revienta las neuronas a los biólogos. No se sabe a ciencia cierta si los primeros están muertos, y no se sabe a ciencia cierta si los segundos están vivos.

Este virus, a pesar de poseer armamento nuclear independiente, no está vivo del todo, o por lo menos no se sabe. En la imagen, la disposición de sus soportes indica que está a punto de despegar.

Fundamentos genéricos

La función de nutrición

Los seres vivos necesitan absorber energía para subsistir. La Naturaleza, en un primer momento fue buena, puesto que al principio la única y suficiente fuente de energía que necesitaban los seres vivos era el agua y el oxígeno.

Más tarde, sin embargo, la Naturaleza se corrompió y se hizo malvada: obligó a los seres vivos a que se comiesen los unos a los otros, creando a los herbívoros, o aquellos que se alimentan de vegetales; a los carnívoros, o aquellos que se alimentan de carne; y a los omnívoros, o aquellos que se alimentan tanto de vegetales como de carne.

¿De verdad merece ser llamada Madre Naturaleza?

La función de relación

Permite a los seres vivos obtener información del ambiente que los rodea. En este caso, la Naturaleza favoreció a unos y perjudicó a otros. Las aves, con sus alas, pueden recorrer grandes distancias en poco tiempo; mientras que los vegetales, con sus raíces, permanecen encadenados al suelo desde que germinan hasta que mueren. Si los árboles, que pueden llegar a vivir siglos, tuviesen noción del tiempo, pensarían que la Naturaleza fue muy injusta con ellos. Tan injusta que ni siquiera pueden suicidarse, como haría un EMO.

La función de reproducción

La Naturaleza, percatada de que su diversión podía acabarse si todos los seres vivos morían, hizo que éstos pudieran reproducirse para mantener todas y cada una de las especies.

Debido a que ningún ser vivo va a morir si no se reproduce, a nivel de individuo la reproducción es una función opcional (a diferencia de la nutrición y la relación, imprescindibles para todo ser vivo). Si la reproducción para un individuo fuese también imprescindible, posiblemente pocos ejemplares de ciertas especies tendrían elevada esperanza de vida.

Sobre la vida y la muerte

La expresión morir de viejo no es correcta. Ello significaría que el organismo ejecuta un algoritmo que tendría la siguiente forma:

Programa Vida
Lee Edad
Si Edad /= Edad Crítica, sigue viviendo
Si no, muere.
Fin Programa Vida

Sea cual fuese el valor de la Edad Crítica, se observa experimentalmente que la ejecución de ese algoritmo es imposible (el organismo no puede desconectar sin más porque quiera), y por tanto es imposible morir de viejo. Ni de viejo ni de joven, ya que se muere cuando se produce una disfunción en al menos uno de los órganos vitales. Sin embargo, estrictamente y más a día de hoy, debe decirse que la muerte tiene lugar SI SE PIERDE LA FUNCIÓN QUE ES CARACTERÍSTICA DE UN DETERMINADO ÓRGANO VITAL. Relacionando esto con la edad, lo único que se puede decir es que, simplemente, la probabilidad de que se pierda la función de un órgano vital es directamente proporcional a la edad.

Fundamentos de Inmortalidad

Se define a partir de las ideas expuestas arriba. Si los seres vivos no experimentasen jamás la pérdida de la función característica de un órgano vital, entonces vivirían eternamente. Se diría que son inmortales. Recuérdese que el organismo no puede apagarse sin más.

La inmortalidad se alcanza cuando se reduce 0 la probabilidad de perder todas y cada una de la funciones características de  
los distintos órganos vitales.

Realmente los seres como los elfos no son inmortales, ya que si se les inserta una espada en el estómago, mueren.

El ser humano y sus funciones vitales

El triunfo de la Naturaleza era absoluto, hasta la llegada del ser humano, quien acabará por ponerse por encima de ella en muchos casos. Y es que desde su llegada, Dios y la Naturaleza miran a los seres humanos con cara de Pwn3d. La Biblia habla del Reino de los Cielos, y el hombre ya ha pisado la Luna (en teoría). La Naturaleza condenó al hombre a sus órganos, pero éstos ya usan alternativas artificiales, creadas por ellos mismos.

Su nutrición

El ser humano disfruta de la mayor variedad de alimentos posibles. Muchos de ellos manipulados genéticamente para su propio beneficio. La mayor parte de las veces el ser humano come porque la comida está buena, más que porque sea necesario nutrirse. Así, alimentos tales como pasta, bollerías y derivados del cacao constituyen la dieta de varios ejemplares, mientras que alimentos como la verdura y la fruta pasan desapercibidas; y es que la nutrición tiene un problema, por lo menos en el ser humano:

Fuente de energía cómun de los humanos.
El sabor de un alimento (lo rico que es) es inversamente proporcional a lo saludable que sea.

Su relación

Desde las simples gafas hasta los complejos observadores astronómicos y pasando por los microscopios, el ser humano es el único que ve más allá de sus narices, aunque siempre ha habido alguno que ha arremetido contra los sentidos, tachándolos de mentirosos. A través de la relación con el ambiente, entre otras cosas el ser humano determina qué existe y qué no existe.

Si algo no puede ser medido, es porque no existe.

Su reproducción

La Naturaleza fue muy lista al crear las hormonas para dar lugar a la excitación. Veamos por qué. Supongamos que no existen las hormonas sexuales, y partamos del siguiente ejemplo.

*Diría que tienes que ponerte en forma.
*¿A que sí? Mañana empiezo a correr.
Al día siguiente:
*¿Qué tal tú primer día de ejercicio?
*Ufff, tronco al final no corrí porque vine matado del curro y me acosté directamente. Mañana empiezo.
Al día siguiente:
*Qué, ¿empezaste o no?
Qué va, tío, tuve que ir al pueblo que me llamaron para las fiestas. Mañana fijo que empiezo. Ah, por cierto, que me han  
dicho que te vengas.

Una situación semejante podría tener lugar a la hora de tener hijos si no existiesen las hormonas sexuales.

*Amor mío, ¡tenemos que tener hijos, los alienígenas nos ganan en número y pronto nos extinguiremos! La Tierra no debe caer...
*Sí, cariño, sí. Mañana cuando lleguemos de trabajar nos ponemos.
En la imagen, se puede observar cómo los métodos anticonceptivos pwn3an a la Naturaleza.

Situación que no se da gracias a las hormonas sexuales. Podría decirse, pues, que la Naturaleza lleva ventaja, y que la descendencia humana está asegurada. Podría decirse. El ser humano pwn3a una vez más a la Naturaleza gracias a los variopintos métodos anticonceptivos que ha desarrollado, como el preservativo.

Camino de la Inmortalidad

Medicina

Aplicando los Fundamentos de la Inmortalidad, el ser humano desarrolló la Ciencia de la Medicina, que se encarga del estudio de toda la anatomía del ser humano, tanto a nivel microscópico como macroscópico, con el fin de salvaguardar la vida humana en su definición más estricta. No obstante, el progreso de esta ciencia es lento, ya que sólo ha conseguido prolongar la vida media de los seres humanos en unas décadas (poco si se compara con la Inmortalidad).

La Medicina, cuando se queda obsoleta ante nuevas amenazas, recurre a la Tecnología para poder enfrentarse a ellas, lo cual da lugar a numerosos casos de experimentalidad que en el peor de los casos tendrán como consecuencia que el individuo pierda la función que es característica de al menos uno de los órganos vitales, es decir, que muera.

Si la Muerte es una fuerza con módulo, dirección y sentido, entonces la Medicina es la fuerza de rozamiento que se opone a ella.

Por aplicación de la segunda Ley de Newton, se dice que se alcanza la Inmortalidad cuando el vector medicinal es mayor que el vector muerte.

Esto en cuanto al acceso a la Inmortalidad a través de la Medicina. Hay quienes piensan que la Tecnología no ha de ser un mero complemento que asista a la Medicina, sino que el propio cuerpo ha de ser Tecnología. Hay quienes piensan en los cyborg.

Tecnología

En este artículo hemos estado repitiendo mucho la frase perder la función que es característica de un determinado órgano vital. Ahora vamos a comprender por qué. Si el corazón deja de latir, la sangre no llega al cerebro y se produce la muerte. En este caso se habría perdido la función que es característica del corazón (hacer que la sangre llegue al cerebro, a parte de los otros órganos), y por ello habría tenido lugar el fallecimiento. Es decir, que lo importante no es el corazón en sí sino que la sangre llegue al cerebro (principalmente). Gracias a que el corazón no es lo que importa, si no que el cerebro no se quede sin su sangre, puede prescindirse del corazón siempre y cuando su función característica la supla otro elemento... Elemento que para nada tiene por qué ser orgánico.

En el caso del corazón, los elementos que lo sustituyen son los denominados corazones artificiales (un nombre muy elaborado). En teoría, cualquier órgano podría ser sustituido por una máquina que cumpla las mismas funciones. Si la calidad de las máquinas supera a los órganos originales, entonces la probabilidad de que fallen sería menor, y por tanto, la probabilidad de que se pierda su función característica sería menor, lo que significa que la probabilidad de morir disminuiría también. Sustituir los órganos por máquinas de mayor rendimiento y calidad podría llevar a la inmortalidad, pero puede asegurarse que aquello es improbable. Debido, más que nada, al cerebro.

Si a una persona que sufre un ataque al corazón se le realiza un trasplante de corazón, ¿por qué no se realiza un trasplante de  
cerebro a otra que sufre un derrame cerebral?

Si ya en Medicina el cerebro es insustituible, en Tecnología como mínimo es igual de insustituible. Podría estar todo el cuerpo mecanizado con sistemas hidráulicos para locomoción y reactores químicos para digestión, pero no habría procesador alguno que sustituya al cerebro, ya que el cerebro constituye la esencia de la persona en sí, hablando mal y pronto. El cerebro, al ser orgánico-vivo, siempre arrastraría su probabilidad de que falle, de que pierda su propia función característica. Y es debido al arrastre de esta probabilidad que sea prácticamente imposible alcanzar la inmortalidad por medio de maquinaria.

Ardilla.gif     Biología     Ardilla.gif