Estibina

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar

Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies de terceros para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y propias para mantener control de sesión de usuario.
Si aceptas continuar o si sigues usando la web se entiende que aceptas estas cookies.
Si no estás de acuerdo... cierra esta página y corre por tu vida.


La estibina surge cuando el elemento químico Harwario se encuentra bajo el penetrante poder del Soundblastio, no sólo porque es penetrado, sino también porque al juntar a ambos las propiedades psicodélicas y metamorfosáuricas del soundblastio (conocidas en 1945) permiten que el harwario se funda en una chocolatosa sensación de sabores y colores dando origen a la estibina. En contacto con el aire la estibina interacúa con el peligrosísimo Cerapio, lo que provoca que se descomponga, por tal motivo la estibina apesta como negro rastafari a medio día dando un paseo por el Sahara


Etimonorgía

Dicen las historias, cuentan los chismosos que la estibina fue descubierta por un alquimista gay de la baja alta edad media llamado Sir Steven Von Kaffi, dando a entender que el motivo del nombre es el reflejo de su deseo oculto. Sin embargo, los escépticos a favor de la teoría de la evolución afirman que el vocablo hace referencia a una antigua diosa sumeria con forma de mono a la que llamaban Stybb Ah, y que le decían de carino Stybb Ahín Ah. Ellos se basan en una antigua leyenda inca encontrada en los Montes Urales, en Australia del Norte.

La Leyenda de La Antimona

Segun los papiros conservados en el Museo de Lúgubre, en el Templo Antiguo dedicado a la diosa Stybb Ah (o de carino Stybb Ahín Ah) vivían los Hermanos Micos, de la Cofradía Monística del Orinoco. Ellos nunca paraban de rejocijarse con sus heces, si no estaban lanzándosela los unos a los otros, estaban adorandola, comiéndosela, o bien, untándola por las paredes del templo, y ni que decir de su orina, eran ríos de oro donde los fieles duchaban a sus peques. En fin, al otro lado de la calle vivían los Persas, quienes estaban hartos del olor a bacalao provniente del templo, por tal motivo decidieron dar fin a la vida de esos pobres animalitos, y para ello usaron sus poderes mágicos para crear un potente gas venenoso al que llamaron Antimono -2000. Los macacos se palmaron, claro, pero las sacerdotisas de Stybb Ah también, lo que significó, de acuerdo con La Poderosa Semántica, una afrente a la diosa. De ahí entonces que al gas se le siguió llamando Antimonita, o Estibina, en honor a Stybb Ah (o Stybb Ahín Ah, como le decían de carino)