Band of Brothers

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar
Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y mantener control de sesión de usuario. Si no estás de acuerdo... pues no es que podamos hacer mucho.

De la serie cine para todos:

Band of Brothers
605 band of brothers 468.jpg

Portada de la película
Director Forrest Gump
Productor Steven Spielberg
Actores Entre 30 y 50
País We are living in Amerika.gif Estados Unidos
Bandera inglesa.png Reino Hundido
Año 2001
Presupuesto Palpablemente sustancial
Secuelas Una pa' el 2009[1]


Band of Brothers es una serie bélica rodada por Steven Spielberg y su camarada Forrest Gump ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Según fuentes, el gobierno israelí, necesitado de dinero tras la Segunda Intifada, recurrió a Spielberg para conseguir presupuesto para tapar agujeros[2] (en este caso boquetes de cinco metros de diámetro causados por cargas explosivas de trinitrotolueno.). Por su parte, Forrest Gump, tras sus traumáticas experiencias en Vietnam, quería rodar una serie que mostrase lo mal que lo pasaba el recluta medio norteamericano pegando tiros en la guerra.

La serie consta de diez capítulos y narra las hazañas bélicas de la Compañía Easy de la 101 Division Aerotransportada en varios sitios: el barco que va a Inglaterra, Normandía, Holanda, en un puticlub de París, y Alemania, finalmente. El protagonista es el alférez Winters, secundado por el alférez Richard Milhouse Nixon, supuesto presidente de los Estados Unidos de América y casualmente conocido de Forrest Gump. Otros personajes recurrentes son los alemanes, sobre todo los soldados de hierro de las Waffen SS.png. A parte de Hitler, que sale sólo una vez en un cuadro, el malo malísimo es el capitán Ross Geller, cuyas paupérrimas aptitudes para el combate llevaron a su expulsión del ejército y motivaron su marcha a Friends.

Personajes

El capitán disfrazado de partisano para una misión de infiltración.
"¡Te vas a cagar, Adolf!"
Ross tras ser ascendido a barón.
Lip en su oficio de policía años después.
Buck Compton cuando era fiscal en los Ángeles.

Hay cerca de 50 protagonistas, más otros 50 que salen a veces, lo que sumado a los 300 extras americanos, 100 británicos, 200 civiles de varias nacionalidades y un número indeterminado de alemanes, hace unos 700 personajes. A ello sumamos los 30 abuelos que se interpretan a ellos mismos, y esta página supera los 500kB. Sólo se nombrarán los personajes más importantes:

  • Richard Winters: el capitán Winters es el protagonista de la serie y jefe de la Compañía Easy, enemigo de Ross y mejor estratega de todo el batallón. Se sabe poco de su vida. Es cuáquero y no bebe alcohol ni tan sólo en los días de misa. Antes de servir en el ejército y llegar a los Estados Unidos era un irlandés pariente cercano de Ron Weasley, pero para desgracia suya era un squib[3]. La marginación que sufría a manos de sus congéneres lo llevó a enrolarse en la White Line Star para emigrar a América en 1915 a bordo del RMS Lusitania. Alcanzó el rango de mayor. Después de la guerra trabajó con Richard Nixon en una empresa de cacas de caballo hasta 1950, año en que hizo de instructor en un campamento de rangers que iban a Corea. Se rumorea que fue más cabrón que Ross y que uno de los hombres a los que mandó fue el Sargento de artillería Hartman.
  • Richard Nixon: La CIA ha censurado toda la información sobre Nixon anterior a 1965, pero gracias a Satanás, la Frikipedia cuenta con fuentes fiables. Nixon nació en Chicago en una familia extorsionada por la mafia italiana con conexiones al mismísimo Benito Mussolini. A los 12 años masacró a la banda del gángster Boby Smiles con una Thompson que le fue suministrada por Tintín. Elevado a héroe local era natural que cuando los nipones bombardearan Pearl Harbour él se presentara a los paracaidistas. En la Compañía Easy fue el oficial de inteligencia, y tuvo notables tratos con la CIA ya desde esa época. Cuando terminó la guerra de presentó como candidato republicano en su pueblo y empezó a escalar peldaños hasta llegar a presidente en 1969. Tras Watergate Tras dimitir por razones de salud, desapareció de la vida pública.
  • Ross Geller: Este mozo de origen judío, estudiante de paleontología, tenía la vida hecha, incluso estaba casado, pero descubrió que su esposa, Carol Willick, era lesbiana, y el trauma lo llevó a alistarse en el ejército de los Estados Unidos en 1940. Pronto ascendió a teniente debido a su extrema severidad como oficial. Entre sus aficiones destacaban prohibir la pornografía, los condones y censurar el correo de los soldados, actividad particularmente divertida para él. En 1942 comenzó a adiestrar a la Compañía Easy. De los 150 hombres que la componían, sólo uno era amigo suyo ninguno era amigo suyo. En Inglaterra, durante maniobras militares, Winters descubrió que era un pobre patán que se acojonaba y mojaba sus calzones sólo con pensar en la idea de que él estaba al mando de algo. Fue enviado por el alto mando a entrenar a una compañía de curas bélicos. Dimitió al poco tiempo y volvió a los Estados Unidos borracho de alcohol. En Las Vegas, en una ocasión, se casó con su amor del alma, Rachel Green.
  • Carwood Lipton: Como la mitad de los personajes era de origen irlandés. De joven fue un tipo bastante conflictivo y de ideas anarquistas. En varias ocasiones participó en el lanzamiento de cócteles molotov contra comisarias de la policía federal de Huntington, villa donde residía. En 1941 fue detenido por la quema de doce comisarias y treinta y siete coches patrulla. Para redimir su crimen se alistó en los paracaidistas. En el día D mató a dos pelotones de alemanes con sólo un cargador de pistola (¡Sin la pistola!). Por esta acción fue ascendido a sargento 1º. En Carentan, un trozo de metralla casi le dejó sin cojones. En la Batalla de las Ardenas hizo de jefe provisional de la compañía mientras un neoyorquino medio nerd la comandaba. Llegó a ser teniente. Cuando regresó a casa fue policía local, y se lo conocía por la brutalidad de sus métodos, torturando a criminales desarmados y deteniendo a cientos de ladrones para llegar a ser detective. No lo logró y se dedicó a la fabricación de cristales.
  • Lynn "Buck" Compton: de padres irlandeses... ¡Coño! Este jugador de béisbol semi-profesional cazaba mapaches en California, matándolos a 70 metros con una escopeta de aire comprimido. Dadas sus aptitudes como tirador, se unió a los paracaidistas allá por 1942. Una semana antes del día D, fue transferido a la Compañía Easy, donde fue muy querido entre la tropa gracias a su afición a los dados y a la cerveza. Fue uno de los mejores soldados de la Easy hasta que un tiro en el culo lo hirió en Holanda. Nunca volvió a ser el mismo. En las Ardenas se volvió levemente loco y tuvo que ser apartado del frente. Aunque regresó de visita, se unió definitivamente a La 1ª División del Cuerpo de Marines como capitán. Combatió en Iwo Jima[4]; su mejor amigo fue el indio Ira Hayes, y gracias a él, se pudo hacer la famosa foto. Cuando volvió a California fue el fiscal más temido por todo criminal, y condenó al tipo que mató a Kennedy a 2.000 latigazos (pena de muerte).
  • Ronald Speirs: Es un androide prototipo construido por el departamento de defensa de los E.E.U.U, con posibilidad de actuar por su propia cuenta o mediante un mando teledirigido. Winters lo maneja dos veces para poder atravesar las lineas enemigas sin pérdida de vidas humanas. Sin embargo, debido a la inexperiencia en el día D, Winters no contaba con los daños colaterales de vidas humanas que seguirían a Speirs al utilizarlo en una incursión en trincheras. En Foy el teniente, ejem, mayor Winters, mediante la colocación previa estratégica en el mando al teniente Dike, se asegura de que los soldados teman recibir una bala en el culo como para seguir al androide mientras atraviesa las líneas enemigas para contactar con otra compañía. Inexplicablemente, nadie sospecha que Speirs no es realmente humano, a pesar de actos sin ninguna razón como dar cigarrillos a 20 presos de guerra alemanes para calentarles antes de ejecutarles fríamente. Claramente, si les hubiese ofrecido el cigarro después de ejecutarlos se hubiera ahorrado el paquete, lo cuál sería más lógico.
  • Donald Malarkey: este es otro irlandés. Sus motivos para alistarse en el ejército estaban clarísimos: en la Primera Guerra Mundial, los alemanes habían dejado fritos a sus dos tíos con gas mostaza, y él quería vengarse. Al principio intentó alistarse en los marines, pero debido a sus problemas dentales ocasionados por frecuentes empachos de golosinas azucaradas, fue rechazado. En los paracaidistas, que necesitaban soldados medio suicidas, se lo acogió encantado. Malarkey nunca fue herido, y eso que fue el tipo que más tiempo estuvo en la línea de combate.
  • Bill Guarnere: Posiblemente sea irlandés (Católico y de Pennsylnania, eso supone un 99,12% de posibilidades). Tenía 9 hermanos de sangre, pero de los de verdad, no de los de la serie. Antes de alistarse fabricaba trenes de juguete para el ejército, tallándolos con su mentón. En 1942 se unió a la Compañía Easy como sargento de pelotón, y fue uno de los culpables de que Ross hiciese las maletas para irse cabreado a casa. En Normandía juró matar a todo alemán que encontrara, y según cifras fidedignas, mató a unos 40 o 50, más 70 búfalos acuáticos y 2 cabras normandas. En las Ardenas un pepinazo le arrancó una pierna, que fue hallada en la frontera polaco-germana en los 70.
  • George Luz: Era el típico bromista del grupo, incluso en el salto el día D, con los antiaéreos nazis reventando aviones a docenas. Una de sus bromas tuvo fatales consecuencias: Timó al capitán Ross haciéndose pasar por el mayor para que cortara una alambrada y dejara escaparse a un rebaño de vacas que dejaron el campo de prácticas hecho un berenjenal. Se supone que era el encargado de la radio, sin embargo en esta solía sonar algo de jazz todo el santo día. Nunca fue herido, aunque docenas de obuses impactaron a pocos metros de él en muchas ocasiones.
  • Frank Perconte: Este no era irlandés, era italiano, como Guarnere. Se dice que fue el primer soldado en ser asignado a la Compañía Easy. Su gusto por la buena mesa y la comida italiana le llevaron a despreciar el rancho especial durante el entrenamiento: fideos con ketchup (popularmente conocidos como espaguetis con tomate). En una ocasión orinó dentro de la taza de café de Ross sin que este se enterara. En Normandía amasó una fortuna robando relojes de pulsera a los alemanes muertos. Los vendió luego en E-Bay y se hizo multimillonario. Siguiendo la tradición, recibió un balazo en el culo.
  • Denver "Bull" Randleman: Apodado el toro, era efectivamente grande, gordo y rubio como un toro. Nacido en Arkansas, de pequeño apaleó a un prusiano que había robado en su granja con un bate de béisbol. Este amante del campo se encontraba en su vieja granja cuando un torpedo mandó al otro barrio al acorazado Arizona en Pearl Harbour, y decidió alistarse para no ser deshonrado. Ganó seis o siete medallas y un proyectil de tanque le estalló en el culo en Holanda, donde se refugió en un granero que le recordaba a su infancia y quedó atrapado entre nazis. En el granero mata a un soldado que le quería devolver su pañuelo, gesta por la que sería recordado. Debido a su evidente sobrepeso sufrió las burlas de Ross, a quien odiaba en especial y no duda en manifestarlo delante de Winters. Este llegó a decir que Ross no odiaba a la Easy, tan sólo a él.
  • Eugene "Doc" Roe: El médico (que no cirujano) de la compañía. Su función era hacer las muertes menos dolorosas gracias a sus grandes reservas de morfina. Doc era medio cajún[5], y que se sepa nunca disparó su arma porque nunca se le vio llevando una. No pudo evitar que la Easy sufriese un 150% de bajas, pues había demasiados alemanes y muy pocas tijeras. En Bélgica se hechó una novia, pero le duró sólo un par de días. En Alemania se vengó ayudando a unos judíos y regalándoles morfina gratios en vez de dársela a los alemanes heridos.La Compañía Easy sufrió más de 100 bajas estando él como médico, y se rumorea que era tan malo atendiendo, que los soldados preferían morir en el campo de batalla que ser atendidos por él.
  • Joseph Liebgott: Liebgott era de orígenes alemanes, pero nunca nadie dudó de su lealtad porque era judío y siempre quería matar alemanes con su bayoneta. De hecho en algunas ocasiones estuvo a un paso de fusilar prisioneros, además de ejecutar a un oficial de las SS desarmado, aunque este se lo merecía claramente. Liebgott estuvo en todos los cacaos, pero sólo fue herido una vez por un trozo de metralla en el cuello. En Alemania descubrió un campo de exterminio de judíos y se encargó de vengarlos saqueando allá donde iba. Cuando volvió a su casa en San Francisco se enriqueció gracias a los nipones, pues hizo de taxista para los marines que volvían a casa.
  • David Kenyon Webster: Fue el soldado más cobarde de la Compañía Easy, o eso decían antes de que particiase en una misión suicida donde uno la palmó por una granada. Estudiaba literatura y no le gustaba el ejército, pero aún así no le gustaban los alemanes. Fue herido en Holanda y mientras los demás estaban congelados en la Ardenas él dormía calentito en un hospital. El Alemania casi ejecutó a un panadero gordo que se negaba a dar de comer a los judíos del campo de concentración. Cuando regresó a América fue periodista. Murió en 1961 a manos de Tiburón mientras ayudaba al capitán Quint a cazarlo.
  • Muchos otros personajes importantes que no caben aquí.

Rodaje

Según los actores y el equipo, fue el rodaje más duro que se ha visto desde la batalla del Somme (1916), rodada con escenas reales de combate a bayonetazo limpio entre británicos y ratas teutonas. Durante la preproducción, un veterano de Vietnam entrenó un par de meses al reparto en un batallón de castigo de la Legión. Los que sobrevivieron aprendieron a comportarse como auténticos soldados, los que no... ¡paz a sus almas! Mientras tanto, Spielberg obtenía armas y vehículos reales. Compró dos batallones blindados de panzers y uno de shermans, más camiones, jeeps y vehículos oruga. Forrest Gump rapiñó viejos M-1 Garands de los almacenes que costodiaba antes de ir al frente en Vietnam. Gump sabía manejarlos bien e instruyó a los actores en el uso de esta y otras armas. Por su parte, el equipo de producción desalojó tres pueblos, uno en Francia, otro en Holanda y otro en Alemania y los bombardeó con artillería para conseguir decorados reales.

El rodaje fue largo e incluyó muchas escenas grandiosas en distintos lugares. Hubo averías de tanques y un actor se perdió saltando en Normandía y no apareció hasta dos semanas después. Hubo varias deserciones castigadas con latigazos propinados por el capitán William Bligh, de la Royal Navy. Ante tal barbaridad, nadie osó equivocarse nunca, y los diálogos, los gestos y las otras cosillas se conocían de memoria. Tras rodar en Francia y Holanda, en Alemania se relajó la cosa, que ya iba bien. Unos manifestantes neonazis insultaron al reparto en una taberna de Baviera. Los muchachos de la Easy respondieron matando a doce skins y capturando a 5.

Tras el rodaje se hicieron los efectos especiales con armas reales (artillería incluida) y una campaña publicitaria con famosos. Los premios totales conseguidos fueron 6 Emmy y el premio a mayor matanza de nazis desde Salvar al Soldado Ryan, también con Spielberg y Gump. La serie se vende actualmente en DVD en todos los países del mundo salvo Irán, la U.R.S.S. y Corea del Norte. La recaudación total es desconocida.

Capítulos

Capítulo 1: Cúrroji

En el campamento Toccoa, en Georgia, cerca del Mar Negro, los reclutas de la Compañia Easy son entrenados por el amabilísimo y benévolo teniente Ross Geller, que siempre suprime los permisos de fin de semana, prohibe las revistas de melocotones y las latas de pornografía y expulsa a los rebeldes y a los insumisos para ayudar a mejorar la moral de la tropa. Las geniales y espléndidas ideas revolucionarias de Ross consiguen que la Compañía sea una unidad de combate decente, pero inexplicablemente no cae muy bien entre los soldados. Para solucionar esto, encarga una generosa ración de espaguetis con tomate para cada uno de los soldados, pero los reclutas vomitan la comida en signo de burla y desafío. Ante el comportamiento ejemplar de Ross los malévolos soldados rezan por que la explote una granada en el culo, lo agreda un mapache, o se coma judías intoxicadas. Afortunadamente no hay tal suerte, pero en las prácticas de combate Ross se acojona y empieza a flaquear. En 1943, la Compañía va en barco hasta Inglaterra, habiendo peleas y motines abordo ante la amenaza submarina nazi. En la campiña de Upottery se completa en entrenamiento reduciendo exitosamente con un flanqueo estratégico a J. R. R. Tolkien, quien iba montado en un carro de tránsito bípedo de fabricación inglesa. Finalmente los soldados, comandados por el perverso George Luz, consiguen sabotear a Geller mediante una pobre imitación del coronel Sink, engañando al teniente para que liberara unas vacas las cuales eran en realidad prisioneras de guerra. Después del incidente, Ross es obligado contra su voluntad a mandar a Winters a pelar patatas, lo cual potencia aún más su distanciamiento con la tropa. Los sargentos, liderados por Carwood Lipton y Bill Guarnere deciden matar a Ross con una granada de mano. No llegan a tal extremo, pero se amotinan. Casi son fusilados, pero el coronel Sink, jefe de la Compañía, se apiada y envía al desmoralizado Ross a entrenar curas, poniendo de jefe al teniente Thomas Meehan, que dura menos que un cigarrillo encendido. El capítulo termina con todos cagados de miedo subiendo a los pájaros camino de Francia.

Se preguntarán qué es Cúrroji (en inglés Currahee): es la montaña que matutinamente los reclutas escalan, como dice Ross: ¡¡¡Quince millas de subida y quince de bajada, arre Silver!!! Otras fuentes, de acuerdo al profesor Edward J.Cabezabuque afirman que Cúrroji es en realidad apócope de Curro Jiménez, bandolero admirado en tierras de Georgia por sus heroicas batallas en la Guerra de Independencia contra Rusia.

Capítulo 2: El día D

Figuritas de juguete, asequibles rivales para Hitler.

Llegan a Francia por la noche y los alemanes iluminan el cielo con artillería del 88. Un proyectil hace volar por los aires el avión donde va el teniente Meehan, que aunque parezca que cae y se estrella, en realidad sube al cielo. Winters y media compañía pierden su arma en el salto y se extravían en el bosque, perturbando el sueño de hadas y gnomos. Con un operador de radio sin radio, Winters vaga perdido por la zona hasta encontrarse a Lipton, a Malarkey, a Guarnere y a otros, todos deambulando en medio de la noche. Juntos deciden destruir ellos solos la 2ª división panzer de las SS. Mientras se dirigen al punto de reunión emboscan a unos alemanes que van en un carro de 2 caballos de potencia y los matan a todos (incluidos a los pobres caballos, cuya carne era netamente más sabrosa que las vomitivas raciones de campaña). Al día siguiente llegan con los demás. Malarkey ve como el vil teniente Speirs fusila a 200 o 300 (Según las fuentes) prisioneros alemanes. Más tarde Winters y doce de sus camaradas asaltan un fortín alemán con 200 enemigos y 4 cañones 3.000 enemigos y 100 cañones, 10.000 enemigos, 200 cañones y un trol de Mordor, derrotándolos a todos y destruyendo su artillería con petardacos de feria ACME. Bajas: 1 muerto que además no era ni de la Compañía Easy. Por esta acción son todos condecorados con medallitas y les invitan a chocolate (a los oficiales les invitaron a drogas más duras).

Capítulo 3: Carentan

El objetivo de la Compañía Easy es tomar Carentan. Winters es el jefe. Por el camino, Perconte va amasando una fortuna en relojes de pulsera. Los demás soldados prefieran banderas nazis o lugers. En Carentan hay un regimiento de paracaidistas alemanes con cócteles molotov, piedras y puños americanos defendiendo la posición, y su dura defensa espartana convierte Carentan en un pequeño Stalingrado. En el combate, Lipton casi pierde sus partes nobles. Al final, gracias al uso de curas y bazucas, cae el pueblo y la Compañía puede saquear la zona en busca de oro, plata, incienso y mirra. El soldado Albert Blithe se pone todo ciego, pero después de ir a la enfermería se le pasa la borrachera. Luego se los envía al bosque a cavar trincheras en la tierra de nadie en un intento de emular a la Primera Guerra Mundial. Por la noche llueve y hay sangrientos combates a bayonetazos entre grupos de miembros de la Easy que se confunden a unos con otros con alemanes. Al amanecer los panzers de la muerte atacan con el apoyo de otras fuerzas malignas de uruks-hai. Cuando todo parece perdido llegan las águilas los tanques aliados y comienza una persecución contra los cobardes nazis. No se salvó ni uno solo de ellos. Tras un mes en Nomrmandía, la Easy regresa a Inglaterra, donde hay juergas por todo lo alto.

Capítulo 4: Reemplazos

La Compañía Easy aterriza en la campiña holandesa.

En Inglaterra se suceden las juergas en la Compañía Easy. La mitad de ellas van destinadas a mofarse vilmente de los reemplazos, cuyas escasas aptitudes para el combate son tales que hasta los miembros más cobardes de la Easy se ríen de ellos. Durante una fiestecilla se enteran de que van a ser enviados de nuevo a cazar alemanes, esta vez en Holanda. Todo va bien hasta que Nixon les cuenta que es un plan suicida ideado por Montgomery Burns, el británico. Ante la amenaza de motín, se envía a Ross a vigilar a los rebeldes, y estos, a cambio de no verle más, deciden no atacar a Montgomery. En Holanda se lanzan en paracaídas en un campo de coles y van de excursión hasta Eindhoven. En la ciudad algunos soldados se aprovechan del revuelo para desvirgar mozas locales, saquear comercios, etc... La broma termina al día siguiente. En un pueblo de mala muerte típico del lugar, un batalló de nazis con cinco panzers los ataca y salen de ahí echando leches con numerosas bajas. Buck Compton recibe un tiro en el culo mientras emulaba a William Wallace enseñándoselo a los alemanes, el sargento Randelman se pierde en la fuga debido a su escasa memoria y acaba dentro de un cobertizo rodeado de docenas de nazis en vehículos blindados semioruga. Con la ayuda de unos aldeanos locales Randelman consigue pasar la noche siendo descubierto sólo en un par de ocasiones y ser rescatado la mañana siguiente. El plan del señor Burns ha sido un fracaso.

Capítulo 5: La encrucijada

La Compañía Easy en Bastogne enfrentándose a las Waffen-SS.

Tras correr como liebres hasta Bélgica, los miembros de la Easy pueden descansar. Winters descubre su afición por mojar a Nixon con pis y al mismo tiempo es ascendido a capitán del batallón y se le quita el mando de la Compañía. Ahora se dedica a escribir informes y más informes sobre temas soporíferos mientras ve como se divierten sus camaradas. Winters había sido ascendido al aniquilar fácilmente a dos compañías enteras de las SS perdiendo sólo un hombre. Se cree que los nazis estaban haciéndose pajas, o algo así. Fue una cacería. El nuevo jefe de la Easy el el teniente Heyliger, que dura poco, aunque más que Meehan. Un centinela novato y gilipollas se lo carga de un tiro en la oscuridad. El nuevo jefe es ahora el teniente Dike, un pobre hombre con las mismas aptitudes que Ross para el combate, pero con una inteligencia doce veces inferior. La Easy tiene la suerte de no entrar en combate con este genio y es enviada a Francia a descansar. Allí Winters va a París a montar una buena juerga, pero cuando está en el cine con los demás, el teniente Dike entra súbitamente y les da una buena mala noticia: unas cuantas divisiones panzer han atacado por las Ardenas y han aplastado como gusanos a los pobres diablillos que defendían la zona. Todos al combate. Sin munición ni abrigos, van a Bélgica en un día y se adentran en la zona sin apoyo artillero ni aéreo... ¡qué matanza!

Capítulo 6: Bastogne

En Bastogne, la Easy se ve rodeada por los panzer de la muerte, cuyo comandante, el generalfeldmarschall Sven Hassel sólo aceptará la rendición de los aliados. En esta mala situación, los hombres cavan trincheras en el bosque, muy siniestro, por cierto. El doctor Roe vaga por la zona ofreciendo ayuda, y el capítulo trata sobre su heroica búsqueda de unas tijeras y de un poco de morfina. A Dios gracias, de todo eso hay un poco en Bastogne, en una iglesia que sirve de hospital. Allí Roe conoce a una enfermera que excita sus sentidos y que además le da chocolate. Durante un ataque de Sven Hassel, media compañía acaba sangrando y Roe lleva a todos los que puede a Bastogne para que sean curados. Aunque reciben suministros por aire, la situación está jodida, y por la noche los nazis bombardean Bastogne con bombarderos pesados. Una bomba hace pedazos la iglesia y mueren todos los que estaban dentro, incluida la novia de Roe, que jura vengarse arrancándole el bigote a Hitler y haciéndoselo tragar.

Capítulo 7: El punto límite

Así acabó el francotirador que agujereó el culo a Perconte.

En este capítulo, todavía en las Ardenas, la Easy es enviada al pueblo de Foy para derrotar a los alemanes. El comandante Dike, un niñato pijo de Yale, desaparece cada dos por tres, y el auténtico jefe ahora es Carwood Lipton, que organiza todo y hace callar a los demás. En este capítulo Guarnere pierde una pierna durante un bombardeo, y media compañía más muerte o se queda sin algún miembro. Buck Compton se vuelve medio loco y se lo tiene que evacuar con los heridos. Winters manda entonces atacar Foy. Los alemanes tienen tanques y cañones muy gordos. El teniente Dike ataca, consiguiendo una tremenda carnicería... entre sus hombres. Siguiendo la tradición, Percote recibe un balazo de un francotirador en el culo. Winters destituye a Dike y envía al teniente Speirs a liderar lo que queda de la tropa. Speirs consigue derrotar a los alemanes pasando en medio de sus tanques para avisar a los aliados que hay al otro lado de la ciudad. Se capturan 100 prisioneros y se hace un fiestorro por todo lo alto. Desgraciadamente otro francotirador lo interrumpe matando a 4 hombres. El capítulo termina con Lipton haciendo un recuento de quienes quedan. Descubre que sólo son 64 de 170.

Capítulo 8: La última patrulla

Webster, que había estado de juerga en un cómodo hospital francés mientras los demás las pasaban canutas en Bastogne, regresa a la compañía, que está esta vez en Hagueneau, en la frontera entre Francia y el Tercer Reich. Cuando llega es marginado por los demás, con lo cual conecta bien con el nuevo teniente 2º de la Easy, Jones, un mozo recién graduado en West Point después de perder su oficio por culpa de King Kong. Jones y Webster sufren las bromas de los demás mientras Lipton es ascendido a teniente y Winters a mayor. La moral está aún peor que en Bastogne gracias a la artillería, los morteros, francoritadres... Para animar a la tropa, el coronal ordena una incursión al otro lado del Rin para capturar prisioneros alemanes. Winters elige a quince desgraciados, entre ellos Webster. Jones quiere ir voluntario, y finalmente lo logra. Por la noche, en tres botes, cruzan el río y atacan un puesto avanzado alemán con granadas. Un tonto se mata a sí mismo al estallarle su granada en el morro, pero se toman tres prisioneros. Los alemanes les llenan el culo de plomo mientras huyen, y gracias a Dios no muere nadie más. Ante tal éxito, el coronel quiere más prisioneros para exhibir ante el almirantazgo británico, cuyo jefe, Lord Nelson, se jactaba de tener más prisioneros. Winters estafó al coronel con una misión que nunca salió. Richard Nixon escribió un informe falso sobre ello, práctica que persistió a lo largo de su vida.

Capítulo 9: ¿Por qué combatimos?

Adolf y Chucho en el Nido del Águila: "¡Oh no, es la Compañía Easy, rápido, todos a Berlín a suicidarse!"

Ya en Alemania, la Easy no tiene enemigos significativos. Los alemanes corren como gazapos hacia Berlín. La tropa, incluido el capitán Speirs, se dedica a saquear casas y a ligarse jovencitas alemanas, arias, por supuesto. George Luz y Frank Perconte prefieren visitar granjas cercanas para robar comida... estos italianos... Richard Nixon recibe una carta de su esposa: quiere divorciarse de él y se ha quedado con su casa, su coche, su hijo y su perro. Nixon se aficiona entonces al Bat 69, buenísimo, y es degradado levemente. Entre tanto, 300.000 alemanes rinden armas sin pegar un solo tiro. La Easy y toda la división van a hacerse cargo de ellos. Webster tira piedras e insulta a unos oficiales nazis que van en un carro. Cerca de Landsberg descubren un campo de exterminio de judíos[6] Nixon saquea casas alemanas buscando Bat 69. Winters envía a los habitantes del lugar a enterrar a los judíos muertos. No les da ni palas ni picos ni herramienta alguna, sólo las papeletas con las que votaron a Adolf. Finalmente se enteran de que Hitler a muerto y de que irán a Baviera.

Capítulo 10: Puntos

La Compañía Easy abandona Baviera para ir hasta Austria con la misión de tomar El Nido del Águila, en Berchtesgaden. Eso era un palacete de lujo para Adolf cuando estuviera esquiando en los Alpes. Las SS tratan de evitar la captura provocando desprendimientos en las carreteras. A base de bazucas y granadas, los miembros de la Easy llegan al Nido del Águila y sólo encuentran oficiales alemanes suicidándose, objetos personales de Hitler y poca cosa más. En la zona se saquean más casas palaciegas de otros miembros de las altas esferas nazis. Entre tanto, se firma la paz en Europa, y la Easy se dedica a vigilar carreteras y a los prisioneros alemanes. Un novato borracho dispara en la cabeza a un veterano, y su captura es ahora el objetivo principal. Los sargentos veteranos lo atrapan y apalean brutalmente. El capitán Speirs se dispone a fusilarlo...[7] Winters y Nixon se enteran entonces de que la Easy será enviada a Japón a lanzarse sobre Tokio. Los soldados que tengan más de 100 y pico puntos podrán volver a casa, los que no, a probar los zeros kamikazes y las cargas banzai. Para tener más de 125 puntos había que haber matado a 60 alemanes o ser herido 12 veces... o ser más de teniente. Gracias a Satanás, un artilugio secreto pone fin a la guerra y todos son felices y comen perdices.

¿Sabías que...

  • ... el primer hombre en recibir un disparo en el culo fue Popeye Wynn, al que no se nombra hasta aquí?
  • ... Nixon fue degradado por volverse alcohólico... y que sólo bebía Bat 69?
  • ... al teniente Dike le llamaban Norman "trincheras"?
  • ... Nixon nunca dispara su arma, pero es el que más veces salta en paracaídas?
  • ... Webster sabe hablar alemán pero siempre pregunta antes en inglés?
  • ... Malarkey roba una moto con sidecar en el capítulo 3?
  • ... Winters es nombrado oficial de cocina durante 15 días en Currahee?
  • ... Buck apuesta a los dardos y pierde?
  • ... un general alemán rinde armas ante Lipton en el capítulo 10?
  • ... la Easy saquea la bodega privada de Hermann Göering en el último capítulo?
  • ... Blithe resucitó en 1949 para luchar en la guerra de Corea y morir en 1961?
  • ... algún gilipollas afirma que el capítulo 9 es imposible?

Referencias

  1. Aquí, confirmado por el mismísimo Spielberg.
  2. Recordemos que según el Mein Kampf y el presidente feo de Irán, Spielberg es un Sionista que pretende dominar el mundo. Compruebese en este Tochaco.
  3. En el mundillo de Harry Potter pipí en el pote, un squib es un primo que no tiene poderes para hacer wingardium leviossssa ni otras giliflautadas del estilo.
  4. Aquí se puede comprobar. El tipo presentaba un aspecto más curtido en el uniforme de los marines.
  5. El tío tenía antepasados lejanos gabachos.
  6. ¡Imposible, será algún invento sionista, como dijeron Osama y su primo.
  7. No os digo lo que pasa para mantener el suspense.
TV plantilla.jpg
Accion.png       Cine       Accion.png