4 Jinetes del Apocalipsis

De La Frikipedia, la enciclopedia '''extremadamente''' seria.
Saltar a: navegación, buscar
Atención, amigo conductor:
Esta web usa cookies para mostrar publicidad contextual, recabar estadísticas y mantener control de sesión de usuario. Si no estás de acuerdo... pues no es que podamos hacer mucho.

Los 4 jinetes según un cómic de superhéroes allá por 1500.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis son los siervos de Satanás que destruirán la tierra en el fin del mundo. Según la Biblia, son esclavos del anticristo, que puede referirse a Satán, Bill Gates, Ratzinger Z, Mahoma o Sauron según la rama del cristianismo que se siga. Estos cuatro jinetes montan caballos de colores y propagan pestes, virus informáticos y gripes aviares entre la población del mundo con el objetivo en mandarnos a todos al día del juicio final. Los jinetes son seres inmundos, mortales condenados por sus pecados a trabajar para el gran jefe en lo más bajo del escalafón infernal, pero a cambio se les concede cierta inmortalidad.

La existencia de estos jinetes no está probada en absoluto, pero el Apocalipsis es innegable, y el Libro del Apocalipsis de Juan y Apocalypse now lo prueban sin recurrir a trucos de hechicería, por lo que teólogos como el Dr. House y otros códices como el Quequexquique, recomiendan rezar siete veces al día, poseer un pedazo de la Vera Cruz, cien rosarios o peregrinar a Jerusalén, aunque sea por sí acaso.

Sobre los cuatro jinetes hay muchas interpretaciones, tanto en la literatura como en los videojuegos o en las películas, pero todas ellas son mayormente herejías que deben ser purgadas por la Santa Inquisición. Hay quien dice que ni siquiera existen los jinetes, el muy herético. Las pruebas (prediciones de Nostradamus, actos de posesión divina, profecías) son, sin embargo, irrefutables.

Descripción

Torquemada no era uno de los jinetes, pero podría haberlo sido perfectamente.

Según las sagradas escrituras, cuando Jesús sea traicionado por su mascota, el león hereje Aslan, y este abra las puertas del Infierno, cuatro jinetes saldrán, matando al león y quemando la tierra a su paso. En el pasaje se describe el aspecto de los demoníacos y viles jinetes del apocalipsis. Se comienza por el de menor rango y se acaba por el de mayor, que es la muerte, el único que no fue en su día un ser mortal de carne y hueso que comía, bebía y murió en su cama de gastroenteritis aguda.

  1. Gengis Khan: representa la conquista. Monta un caballo blanco, va armado con un arco turco y lleva un gorro tártaro. En su caballo lleva atadas cabezas de persas, chinos, polacos y la de Osama Bin Laden, esta ensartada en la punta de una lanza.
  2. Adolf Hitler: representa la guerra. Monta un caballo rojo y va armado con un AK-47 con culata plegable que dispara fuego a grandes distancias. No lleva cabezas colgando de ningún sitio, pero en las alforjas sin fondo que tiene pueden hallarse millones de dientes de oro de judíos residentes en Treblinka y Auschwitz.
  3. Iósif Stalin: representa la hambruna. Monta un caballo negro y viste una piel de oso sobre el uniforme del ejército rojo. En su caballo lleva atadas cabezas parlantes de ucranianos famélicos. Posee el poder de propagar salmonela, gripe aviar y tifuos tirándose simples pedos.
  4. George W. Bush: representa la muerte. Es el jinete jefe, el más poderoso y terrible. Es un gilipollas cubierto por una capa negra. Monta un caballo esquelético y va segando vidas inocentes en Irak con una guadaña de proporciones descomunales. Es quien da las órdenes a los otros tres.

Escuderos

En los evangelios apócrifos, concretamente en unos versículos añadidos por el considerado herético San Cirilio de Trebisonda en el año 143, se hace breve mención de unos escuderos que siguen a los cuatro jinetes montados en burros catalanes carnívoros y poseídos por los síntomas del alcohol común. Salvo la muerte que tiene un séquito de no muertos, cada jinete tiene a un escudero (eso sí haces caso a San Cirilio, claro).

  1. Atila el huno: escudero de Gengis, tiene la función de arrasar la vegetación allá donde vaya su amo. Lo hace de dos modos: hechando napalm por la boca y los ojos, o pisando el terreno con su burro.
  2. Káiser Guillermo II: rey de Alemania putrefacto. Armado con dos pistolas Luger P08, propaga la guerra mundial allá donde va, causando finalmente la guerra final que detruirá el mundo.
  3. Mao Zedong: Mao es el lacaio de Stalin, y se dedica a volatilizar el dinero y la comida de las manos de la gente para convertirlos en tifones tropicales. Se vale de brujería pagana para hacerlo.

Historia

Jesús nos manda a la mierda y jura que no nos salvará cuando lleguen los 4 jinetes.

En el principio de los tiempos, cuando todo el mundo era pagano y vivía en el pecado, la idea de los cuatro jinetes no existía. Cuando se inventó en judaísmo en Tierra Santa para dominar el mundo en los siglos XIX y XX, las cosas cambiaron. Según su libro sagrado, el Testamento (ellos lo llaman así porque no tienen el Nuevo), el mundo volaría por los aires cierto día, así que ya se dibujaba la idea de fin del mundo. Con Jesús y sus discípulos cambió la cosa hacia un final más normal que una explosión terrestre. Sólo se decía que un buen día todos subiríamos al cielo en cazas Fokker triplanos. Fue un tan Juan amigo de Jesús, allá por el año 100, que mientras se ocultaba de un grupo de sanguinarios pretorianos en unas oscuras y lúgubres catacumbas, decidió matar el rato escribiendo un cuento para sus hijos. Fue este el origen del libro del Apocalipsis. En uno de los capítulos relataba que el fin de mundo lo causarían cuatro jinetes... y tal... Pero no conviene pensar que el libro era un tostón, de hecho salían dragones, bestias, putas, batallas... De no haber sido por la persecución de los romanos, el libro hubiese sido un éxito de ventas.

Cuando comenzó a leerse más fue en la oscura época del Medioevo. Los fans del libro eran curas, obispos, papas y otras personas que aseguraban que el fin del mundo estaba al caer, concretamente en el año 1000. Tras verse que sorprendentemente habían fallado los cálculos, las ventas del libro cayeron en un 45%, pero con la llegada de nuevas plagas como la Peste negra, los monjes que copiaban a mano los libros no daban abasto y se quedaban tullidos en seguida de tanto escribir. En 1450 un alemán inventó la imprenta y todo se solucionó. Por desgracia el Apocalipsis no tuvo una muy buena acogida en el Renacimiento.

Interpretaciones

Los jinetes según J. R. R. Tolkien.
Los jinetes según y yo.

Son muchas y muy variadas las interpretaciones que se han hecho de estos personajes a lo largo de la historia. El erudito literaro J. R. R. Tolkien realizó ávidos estudios acerca del tema indagando en textos antiguos de las catacumbas de Roma, Venecia y Stalingrado, así como contratando a gañanes para que robaran piezas de museos, sobre todo retablos y bajorrelieves para estudiarlos a fondo según nuevas técnicas e interpretaciones de la Cábala herética judía. Llegó a la conclusión de que el número de jinetes era sustencialmente más elevado, en concreto 9. Tolkien predijo además que servían al anticristo, Sauron (סאורון en hebreo), y que su nombre auténtico era Nazgûl (el populacho los llamaba "jinetes negros"). Entre los poderes oscuros que les otorgaba destacaban el hálito de la muerte, que causaría el Apocalipsis final. Según los evangelios proféticos de Tolkien, los Nazgûl serían finalmente vencidos y nunca llegaría el Apocalipsis, sino que la Tierra sería destruída por la contaminación y la tala de árboles de Birmingham.

En otros campos, pseudoreligiosos economistas del siglo XIX, sobre todo en Prusia y el Imperio ruso, tras múltiples años de investigaciones, visitas a sinagogas y estudios espiritistas y proféticos, llegaron a la conclusión de que en el siglo XX, cuando arribase el fin del mundo, un quinto jinete vendría... La Hipoteca, representado por un judío jorobado, de nariz grande y picuda y portador de una bolsa donde exige el pago de monedas. Según los dos principales artífices de esta teoría, Fiodor Dostoievski y Friedrich Nietzsche, si no se paga al judío, este desenfunda un alfanje de grandes proporciones y siega la vida del moroso.

En los países infieles de oriente existe una variante de los cuatro jinetes que nada tiene que ver con la sacra y cristiana verdadera. Según los versículos coránicos finales del libro santo del ismailísmo ocultista, una herejía de Asia central, cuatro jinetes vendrán en el futuro para destruir el Islam. Uno será un caballero cruzado con cota de malla llamado Ricardo Corazón de León, otro un rey íbero del Renacimiento llamado Felipe II (en la versión cyborg), el tercero es un elefante ciego y borracho sin jinetes, y el cuarto es el mismísimo anticristo, George Bush. La veracidad de esta profecía está discutida en el seno de las sectas gnosticistas de Mongolia y Turkmenistán, pero el cónclave de ancianos tiene ya el debate avanzado. Se ha probado de momento que no son orcos.

Un nuevo y reciente análisis de futurólogos asegura que los 4 jinetes son sólo un símbolo de que el Apocalipsis será desatado por un grupo de cuatro demonios humanos. En las sagradas escrituras del Call of Duty 4 se hace mención de que cuatro esbirros destruirán el orbe lanzando una vasta lluvia de misíles nucleares sobre los Estados Unidos de América. Estos cuatro villanos son todos rusos o árabes, enemigos principales del imperio. La profecía augura, sin embargo, que una compañía de héroes salvará a la tierra y provocará la caída final de la U.R.S.S. y de los malignos sarracenos.

Nota: todas estas teorías no aparecen en la Biblia y son por lo tanto heréticas.

Véase también

Jesusbailarin.gif   Religión   Jesusbailarin.gif